FOTOS | 21 años mezclando nuestros colores: Miranda! celebró mas de 2 décadas de trayectoria y presentó su ultimo disco en el teatro Caupolicán.

FOTOS | 21 años mezclando nuestros colores: Miranda! celebró mas de 2 décadas de trayectoria y presentó su ultimo disco en el teatro Caupolicán.

21 años, 8 discos, muchos premios: electro-pop melodramático, glamour, humor  ácido, baile, fiesta, provocación, estilo, amor, desamor, toxicidad, inocencia, irreverencia, extravagancia, deconstrucción musical, “azúcar, flores y muchos colores”; son los conceptos usados para describir a una banda PERFECTA.

Miranda! celebró mas de 2 décadas de trayectoria y presentó su último disco “Souvenir” (producido durante la pandemia y lanzado en mayo del 2021) ante un teatro Caupolicán repleto de fans que los recibieron con la misma euforia y admiración que les han tenido desde sus inicios. Y es que, la relación que el grupo argentino tiene con sus seguidores chilenos es muy especial, debido a que los han acompañado desde que eran parte de la cultura under cantando “Imán” y la clásica “Romix”, y han sido fieles hasta hoy, momento en que el grupo ya es mainstream y están en absoluta tendencia mundial, realizando una gira que ha llegado a Europa y que tuvo 4 fechas pletóricas en nuestro país.

La fiesta comenzó con la actuación de la banda alternativa Ases Falsos. Quienes  se encargaron de abrir el show con el  excelente e histriónico repertorio que los caracteriza, sin embargo, es necesario decir que se echaron de menos temazos como “Simetría” y “La sinceridad del cosmos”.

Luego de una larga espera, al fin se escuchó “Por amar al amor me entrego sin dudas y sin medir”, la primera frase que entonaron Alejandro Sergi y Juliana Gattas apareciendo en el escenario sobre una alfombra roja, rodeados de humo, luces multicolores, pantallas gigantes, y ropa, mucha ropa. Lo siguiente, fue el desarrollo de la fecha mas colorida de lo que va del año en el ámbito de la música en vivo local. Un espectáculo espectacular (si, aunque suene redundante) atiborrado de estímulos audiovisuales, con una propuesta escénica estética, saturada, brillante y electrónicamente kitsch, que, en conjunto con los sincrónicos movimientos del dúo, los constantes cambios de vestuario (más o hermoso o más hermoso) y por supuesto, el excelente sonido de todo el setlist y sus múltiples hits, hicieron de este concierto una bomba bailable y una experiencia inolvidable para casi 5 mil personas.

Si bien, Souvenir (cuyo nombre hace referencia a los “recuerditos” que se traen de un viaje) viene a renovar el sonido de los trasandinos en un discazo que incluye a Javiera Mena y que reúne todas las facetas anteriores de esta banda que no le tiene miedo a experimentar con distintos géneros musicales y que insistentemente va rompiendo esquemas; mantiene esa esencia bizarra y glamourosa que escuchábamos en la Blondie a comienzos de los 2000, haciendo la coreografía mientras cantábamos “aaagua clara bajo el puente” o “míralo mi gurú me contiene como tú”. Tiempo desde el que Miranda se convirtió en una especie de insignia de la comunidad LGBTQI+ y desde donde surge la consigna grabada en un lienzo hecho por los fans, que Juliana y Alejandro levantaron en medio del show: “21 años mezclando nuestros colores” extraída y adaptada de la primera canción del primer disco, “Bailarina”, demostrando así, la fidelidad y cercanía de su público. En fin, justo cuando se piensa que no hay nada que nos pueda sorprender en el ámbito musical, aparece Miranda con este disco y este maravilloso espectáculo performático. Pero ¿qué esperábamos? ¿algo “piola”? si ¡Es Miranda mi amor!

Fotografías: Joselyn Heyden
Texto: Patricia Abarzúa

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: