[Fotos] La serena velada de Charly Benavente

El cantautor oriundo de la Región del Biobío se presentó el jueves en la Sala SCD del Mall Plaza Egaña.

Benavente entregó un show bastante correcto, con un recinto repleto por una variedad de asistentes, que desde sus asientos disfrutaron escuchar y observar al ex participante de The Voice Chile y su banda desplegar lo mejor de su material. Definitivamente, Charly Benavente es una figura del rock y pop chileno que no hay que perder de vista.

Angelo Pierattini, acompañado por su guitarrista Pablo Jara, fueron los encargados de abrir el show que tenía a Charly Benavente como plato principal. El músico y compositor de 41 años -que actualmente radica en México- cantó desde las 21:06 horas hasta las 21:36 horas, temas de su próximo trabajo discográfico, vestido con una chaqueta de cuero y jeans. Entre su repertorio destacaron un cover de “En el último trago” del mexicano José Alfredo Jiménez y su más reciente single “Soy un aprendiz”, lanzado a principios de junio.

Charly Benavente salió al escenario a las 21:43 horas, con su agrupación enteramente masculina, encendiendo la noche con Entre rocas”. El cantante -que llevaba puesto un delgado abrigo color plateado arremangado hasta la altura de los codos, al igual que su camisa color mostaza; jeans negros ajustados y zapatos amarillos con cañas- agradeció a todo el público que había venido a escucharlo y prometió recorrer junto con ellos buenas canciones. Los temas siguientes fueron Niña”, “Arrepentir”, “Caminando” y “Perros”. Invitó a subir al escenario a cantar junto con él “El mar de tu verdad” a Benjamín Walker. Fue en esa instancia, donde surgió la única, pero pequeña falla técnica del recital de Benavente: la vibración en la sala, emitida por los parlantes -seguramente proveniente del músico a cargo de la guitarra eléctrica- provocó que hubiesen partes de la canción en que se escuchó muy baja la voz de Walker mientras cantaba, en contraste a Charly Benavente. Tal detalle no volvió a repetirse en el resto del show.

Inmediatamente después de Walker, fue el turno de Andrés Landon de subir a acompañar al cantante de Arauco, amenizando junto a su bajo la canción “La nueva guerra”, cuyos sonidos cercanos al Funk y Soul evidenciaron los pasos de baile de Benavente en la Sala SCD. Cabe destacar que Landon también es el productor del nuevo disco de Charly Benavente, cuyo lanzamiento se baraja para el próximo año. Benavente estuvo por un corto tiempo completamente solo en el escenario, en el que solo con un guitarra apeló a la nostalgia de su infancia en el sur, con “La casa”. Rápidamente regresó toda su banda al escenario para realizar un cover unplugged de “Hospital de Los Petinellis, con un estilo que recordaba al Vals Peruano. El cantante abrió esta canción diciendo que pertenecía al “jefe de jefes” (Álvaro Henríquez). El bloque nombrado como “Momento íntimo” concluyó con el dueto que efectuó Benavente junto a la cantante Yorka, entonando juntos “Cómplices”.

El tercer y último bloque del recital de Charly Benavente, compuesto por temas más cercanos al género Folk, comenzó con “Niebla”, le siguió “Luna” e ingresó al escenario la última artista invitada en la noche de Charly Benavente en la SCD: Jo Aedo, con quien presentó ante el público su nuevo single “Otro sabor”, un tema menos estridente que los demás en el setlist y cuyo sencillo coro fue cantado por gran parte de los asistentes. El concierto cerró a las 22:46 horas con “Arauco (espérame)”, el primer single de su disco debut San Osvaldo (2017). El cantante agradeció una vez más a todo el público, mandó fuerza a la huelga de profesores y junto a su banda se tomaron una selfie desde el escenario, con todos los asistentes posando a sus espaldas. En general, Charly Benavente dio un recital cumplidor, donde su voz se proyectó de forma excelente y la calidad de los músicos y coristas estuvieron a la altura del show. Salvo lo ocurrido durante la intervención de Benjamín Walker, fue un show que entretuvo, más no contó con mayores sorpresas ni un público enardecido como en otras ocasiones.

Fotografías: Fernanda Lazo
Texto: Pablo Carrasco

Deja un comentario

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.